Los ascensores son un factor muy importante a la hora de revalorizar una vivienda.
Un edificio con ascensor es sinónimo de comodidad, accesibilidad y modernidad. Así pues, tanto compradores como vendedores tienen esto en cuenta a la hora de moverse por el mercado inmobiliario.

En la actualidad, tener o no ascensor en una vivienda es el segundo factor más importante en la revalorización de bloques, ya que llegan a aumentar el precio del inmueble hasta en un 40%, por ejemplo, un edificio que cueste 1334€ por metro cuadrado sin ascensor, puede aumentar su valor (es decir, revalorizarse) hasta costar 1879€ por metro cuadrado.

El cálculo por todos los metros cuadrados de una vivienda da diferencias realmente extraordinarias, sin embargo, no todos los edificios son iguales. A continuación, verás una explicación de los factores que influyen a la hora de revalorizar un edificio tras instalar un ascensor.

Factores de revalorización de viviendas al instalar un ascensor

Lógicamente, no todos los ascensores son iguales, ni todos los edificios, ni el caso en el que se da la revalorización tras realizar esta instalación es siempre el mismo.

Dentro de que instalar un ascensor en una residencia qu

e no tenga supone un aumento de su valor, hay que contemplar los diferentes factores que influyen a la hora de establecer el importe de la revalorización en cada caso.

Altura del edificio

No es lo mismo instalar un ascensor en un edificio de tres plantas que en uno de diez, cuantos más pisos tiene un inmueble, más necesario es que tenga ascensor. Por eso, cuanto más alto sea el edificio en el que se va a instalar el sistema de montacargas, más se revalorizará la vivienda.

Si no se dispone de ascensor, el valor por altura del edificio es de un 1% o 2% por piso, sin embargo, si el edificio dispone de ascensor, este se dispara y cada planta revaloriza el edificio hasta un 18% más.

Edificio alto

Contar con un elevador en los edificios más altos también hace que aumente el valor y, con él, el precio de los áticos, terrazas o tejados del inmueble.

El valor que aumentan en una vivienda este tipo de espacios es muy importante a la hora de revalorizar un edificio, y la única manera de hacerlos posible es instalando un ascensor.

Disponer de un ático o una azotea bien acondicionada y en perfectas condiciones estaría muy desaprovechado si los vecinos tuviesen que subir todo el edificio por las escaleras.

Zona de la vivienda

Instalar un ascensor es mucho más importante en áreas con más población dentro de una ciudad, ya que las viviendas en zonas céntricas suelen tener mejores prestaciones, por ese disponer de ascensor es necesario para igualar su valor con respecto a los demás edificios cercanos, ya que en caso de no contar con un ascensor en las zonas más importantes de una ciudad, el valor de la vivienda podría desplomarse hasta un 27%.

Esta relación puede extrapolarse a un nivel nacional, y llegar a los resultados de una revalorización de hasta un 12,8% de los pisos que tienen ascensor, por eso, es muy importante instalar elevadores o montacargas en buenas viviendas de núcleos urbanos como Madrid, Barcelona o Valencia.

Por otra parte, otras zonas en las que es muy importante contar con un edificio completamente equipado son aquellas en las que se están llevando a cabo tareas de rehabilitación.
A veces, las instituciones fomentan la integración de barrios en el panorama inmobiliario, por lo que construir edificios con todas las comodidades (entre las que se cuenta el ascensor) en estas zonas puede ser una buena oportunidad para obtener ayudas y subvenciones.

Antigüedad del edificio

Para saber si es posible llevar a cabo unas obras como la instalación de un ascensor en un bloque de viviendas es muy importante tener en cuenta factores como su antigüedad.

Antigüedad de edificio

Como ya hemos dicho, los edificios más antiguos no vienen preparados para instalar elevadores, son más clásicos estéticamente que la mayoría de ascensores o presentan otras dificultades, por eso, conviene informarse bien de nuestras posibilidades antes de planificar la obra. Según la instalación que podamos llevar a cabo, el valor de la vivienda aumentará en mayor o en menor medida.

En otros casos hay veces que también es necesario hacerle un lavado de cara al edificio para que no parezca tan antiguo, lo que también ayudaría a aumentar el valor del inmueble.

 

 

Otros factores

Aunque incorporar un montacargas es muy importante a la hora de revalorizar un edificio, no es el único factor que influye, y puede verse afectado por otros.

Por ese motivo, es muy importante preocuparse de que el resto de factores de esta revalorización estén a la altura y, así, contar con un ascensor puede hacer subir el valor de la vivienda todo lo que sea posible.

Estos otros aspectos que hay que cuidar son, por ejemplo, la condición de los pisos, el mantenimiento y otras prestaciones que mejoren el edificio en conjunto (calefacción, servicio de recogida de basuras, etc…).

Tipo de ascensor

Un factor muy importante a tener en cuenta a la hora de decantarse por la instalación de un ascensor en un edificio es el modelo a instalar.

No es lo mismo instalar un modelo de elevador anticuado o que requiera mucho espacio que uno de última generación, obviamente, los ascensores más completos aumentan el valor del edificio hasta en un 5% más que los modelos menos comprados actualmente.

Aunque parezca algo superfluo, contar con el ascensor a instalar es muy importante, ya que los más viejos acaban por no ser compatibles con las legislaciones vigentes de seguridad, además, se puede jugar con el espacio de instalación. Según la estructura de los tramos de escalera, será más cómodo y práctico optar por un ascensor lateral o uno central.

En según qué casos, elegir el tipo de ascensor equivocado o menos adecuado puede tenerse en cuenta como mal aprovechamiento del espacio, lo que también baja la valorización del inmueble.

Impacto estético

Según el tipo de ascensor que se instale, y la antigüedad de la construcción, a veces se produce un gran impacto estético entre el estilo clásico del interior (y a veces, también exterior) del edificio y la modernidad del elevador, este desajuste puede hacer que el aspecto estético de las zonas comunes desvalorice el precio del edificio, aunque cuente con todas las comodidades.

Existen ascensores con un diseño exterior en tonos más uniformes, blancos o negros, para que puedan encajar mejor con una decoración antigua que uno metálico, por ejemplo.

¿Por qué se da esta situación?

En un mundo cada vez mejor adaptado a la comodidad de las personas, un bloque de viviendas sin ascensor es prácticamente inconcebible, sin embargo, contar con un ascensor o montacargas sigue siendo un factor importante en la revalorización de edificios.

Si esto fuera tan común, como lo son prestaciones como un buen aislamiento térmico o la estabilidad arquitectónica, no sería algo tan importante a tener en cuenta.

Trasfondo histórico

Sin embargo, la instalación de elevadores no está tan extendida como pensamos, ni siquiera en grandes ciudades como Barcelona o Madrid.
De los edificios construidos en las décadas de los 60 y los 70 del siglo pasado nos quedan, hoy en día, 19.000 bloques de más de cuatro plantas sin ascensor, y eso sólo en Madrid.

Edificio sin ascensor

Lo que ocurrió fue que todos estos bloques fueron construidos antes de la popularización de este nuevo invento, y unos edificios tan nuevos se quedaron obsoletos enseguida, al no haber contado con la futura instalación de sistemas de elevación.

La instalación de ascensores como factor de revalorización

Un sistema de ascensores en una vivienda supone mucho más que una comodidad para los residentes, tener un sistema de elevación adecuado en los edificios con más plantas supone un extra de seguridad para subir y bajar de las distintas plantas en caso de emergencia.

Además, es muy importante para personas con problemas de movilidad o del corazón, que no puedan subir varios tramos de escalera correctamente, por ese motivo, instalar un montacargas en un edificio lo hace mucho más seguro y accesible para todos.

Subvenciones y ayudas

Durante los últimos años, los órganos de gobierno de las diferentes Comunidades Autónomas se están esforzando en fomentar la instalación de ascensores en edificios que aún no cuentan con esta facilidad, contando con los gastos de planificación necesarios y las obras, las ayudas que ofrecen estas instituciones llegan a cubrir un 80% del gasto total de la instalación.

Sin estas subvenciones, la obra de instalación cuesta unos 7.500€ por comunidad, pero revaloriza el edificio en hasta 12.500€.

Una vez repasados todos los factores que influyen a la hora de revalorizar más o menos un edificio tras la instalación de un ascensor, puedes ver que se trata de una mejora considerable o incluso una inversión futura.

En Solutionlift somos conscientes de que la decisión de si construir o comercializar un edificio sin ascensor o uno con montacargas ya instalado es tarea de los constructores, de los arquitectos y de los propios compradores.
En definitiva, siempre es recomendable instalar un ascensor en viviendas que no tenga o, en caso de ya tener uno instalado, cambiarlo por uno más moderno o en mejor estado.